domingo, 28 de marzo de 2010

Alessandro di Salvo


  • Molde: Homme Ivan de DoD
  • Maquillaje: Tipo Peach de DoD
  • Ojos: Uno acrilico azul default de DoD y otro Grey-cat de silicona de Soom
  • Peluca: Default modificada por mi.
  • Fecha de llegada: 7 de marzo de 2007
  • Nombre: Alessandro Di Salvo
  • Edad: 15 años
  • Fecha de nacimiento: 7 de Marzo de 1860
  • Raza: Humano
  • Orientación: Bisexual
  • Perfil y gustos: Siempre tiene un aura de misterio, es algo arrogante, siempre con cierto aire de superioridad, narcisista y le encanta jugar con la ambiegüedad. Lo que más adora en el mundo es su hermanita, siendo su relación un poco obsesiva y pudiendo parecer "extraña" para algunas personas, aunque en realidad no va por ese camino. Le encantan los dulces y los peluches. Odia que se entrometan en su vida y que lo separen de Andrea.
Alessandro era el hijo mayor de un empresario italiano con una pequeña finca en el norte de Italia. Cuando tenía 9 años el negocio familiar iba viento en popa, por lo que decidieron probar suerte y abrir negocios en el resto de Europa, empezando por Inglaterra, ya que el hermano menor de su padre vivía en Londres desde hacía años y podría asesorarle sobre el mercado inglés. Así que toda la familia se trasladó a Londres, y durante el primer año todo fue de maravilla. Pero la mala fortuna quiso que una noche volviendo los padres de Alessandro de una cena en casa de uno de los inversores, uno de los caballos del coche se desbocara al pasar sobre un puente, lanzando el carruaje al vacío.
Tras el accidente el hermano de su padre y su familia se encargaron de la tutela de Alessandro y su hermana pequeña, Andrea, criándolos como a sus hijos. La herencia del negocio de su padre cayó en Alessandro, pero hasta que no fuera mayor de edad y pudiera hacerse cargo quedó su tio al mando. Éste siempre lo llevaba a las reuniones que podía para que aprendiera, y era muy estricto con las lecciones, pero realmente nunca consiguió que el chico se interesase más de lo necesario.
Desde la muerte de sus padres la única preocupación de Alessandro fue cuidar de Andrea. Prefería pasar el dia entreteniendola para que no echara en falta a sus padres, con historias, juegos, lo que fuera necesario. A raiz de este afán por que su hermana pensara que todo seguia igual de bien que cuando eran más pequeños, Alessandro desarrolló una personalidad y unos gustos que se podrían decir muy infantiles: con 15 años y siendo casi un hombre ya seguia vistiendo ropa más correspondiente a un pequeño de la edad de su hermana; prefería las fiestas de te con millones de dulces junto a su hermana que las aburridas reuniones con su tio y los inversores de su futura empresa; era pretencioso y egocentrico con los demás, se enfadaba rápidamente si no obtenia lo que deseaba inmediatamente.

Alessandro tenía una prima mayor que él de la cual hacía un tiempo que sentía algo especial. Pero ella se casó y fue a vivir con su marido a un pueblo cercano a Londres. Por suerte para Alessandro ella solia venir a casa de visita bastante amenudo, así que no la había perdido para siempre. Pero en una de esas visitas, entre los criados de su prima había una cara nueva. Un precioso muchacho de rizos dorados llamado Christian que lo dejó clavado en el sitio al primer instante. Durante los primeros dias los chicos entablaron amistad, pero era obvio que no era solo eso, y a pesar de la diferencia social dieron el siguiente paso. Los primero dias fueron tan solo miradas y besos a escondidas, pero sabía a poco y continuaron hasta el final. Aunque era un romance complicado por muchos factores, tenian la esperanza de poder continuar viendose en las visitas de la prima de Alessandro a su familia. Pero antes siquiera de que acabara ésta, el tio de Alessandro los descubrió... Perdió la cabeza, se lanzó sobre los chicos y Alessandro tan solo tuvo tiempo de oir como bociferaba asqueado que como había sido capaz de decepcionarle de esta manera cuando él lo había cuidado tanto. Sintió dos golpes muy fuertes en la cabeza y se desmayó.
Lo despertó su hermana ya de noche, yaciendo en el suelo de su habitación. Estaba completamente dolorido, la cara hinchada por los golpes y no había ni rastro ni de su tio ni de Christian. Lleno de rabia y desesperación hizo dos bultos con todo lo que pudo de sus cosas y la de su hermana, y jurando que no permitiría a su hermana vivir bajo el mismo techo que alguien capaz de hacer eso a un ser querido se marcharon en medio de la noche.

Así llegaron al centro de Londres y se instalaron en la buhardilla de un viejo edificio abandonado. Los primeros dias fueron muy duros, acostumbrarse a vivir allí, intentar conseguir comida... de todo esto se encargaba Alessandro, Andrea permanecía escondida siempre en la buhardilla. Aless la quería proteger como la princesita de cuento, que vive ajena a todo lo que ocurre alrededor, continuando con sus juegos como en casa de su tio.
Al tiempo de vivir de esta manera, un dia Andrea se puso muy pesada con salir a la calle, normalmente no pedia nada que contrariase a su hermano, pero era ya tanto tiempo sin salir... Alessandro cedió de mala gana, al fin y al cabo no era capaz de negarle nada a su hermana. Salieron los dos a pasear de la mano... ninguno se percató del hombre que desde las sombras de un callejón cercano se había fijado en Andrea nada más verlos aparecer. Esperó el momento perfecto, en un descuido Andrea se soltó de la mano de Alessandro, cuando éste giró la cabeza sintió que la cabeza le daba vueltas del pánico al no ver a su hermana. Por suerte aún alcanzó a ver la falda de esta desapareciendo por el callejón, y se lanzó detrás de ella. Cuando giró la esquina y vio al hombre sujetando a su hermanita mientras esta desesperada forcejeaba por escapar no lo dudó ni medio segundo, se abalanzó sobre el hombre, lo golpeaba con un puño mientras con la otra mano tiraba de Andrea. El hombre agarraba a Andrea por el cuello de la camisa mientras intentaba protegerse y golpear a Alessandro. De pronto un crujido fuerte y seco hizo que ambos se pararan de golpe. Andrea se desplomó en el suelo, la mirada perdida... le habian partido el cuello en la pelea. Eso fue demasiado para Alessandro. Ya no tenia nada, le acababan de arrebatar a lo que más quería y perdió la razón. Cogió un viejo ladrillo de un montón que habia al lado y como una fiera se lanzó sobre el hombre golpeandole en la cara hasta matarlo.
De vuelta a la realidad después del enajenamiento mental, no sabia como reaccionar al ver a su hermana muerta y él mismo convertido en asesino. Sin fuerzas se abrazó al cuerpo de su hermana y llorando, desesperado pidió ayuda desde lo más profundo de su ser.
Y alguien lo escuchó. Rizos dorados, unos preciosos ojos azules, Alessandro no podía creer a quien estaba viendo... pero su ilusión duró poco. No se trataba de su amado Christian, si no Teeraal, un demonio que representa el paso de la vida a la muerte y de la muerte a la vida. Éste le ofreció un pacto: él devolvía a Andrea a la vida, a cambio de que las almas de ambos le pertenecerían. Pero había una condicón para que el trueque no iba a ser tan sencillo, había una condición más. Teeraal solo aparecía al ser invocado, había un motivo por el cual se había aparecido por su propia voluntad. Alessandro tenía que trabajar para él, tomando almas de humanos para Teeraal. A cambio mantenía a su hermana con vida y ninguno de los dos notarían el paso del tiempo. Aunque horrorizado, el deseo de volver a ver a su hermana era más fuerte, y al final Alessandro aceptó.
El contrato quedó patente en la pupila alargada del ojo derecho de Alessandro, y desde entonces éste ha ido llevando innumerables almas a Teeraal, sin saber realmente para qué las va a utilizar. El resto de tiempo lo pasa con Andrea, con sus juegos y distracciones, con la culpa de su muerte y su eterna existencia corroiendole por dentro.

3 comentarios:

Kazu dijo...

Que guapo Aless, a este no le he conocido, a ver si a la proxima quedadita que hacemos tenemos oportunidad de que Miwako y el se conozcan ^w^

Un besito!!

Saganu dijo...

Eso, a ver si en la siguiente me llevo a los peques los conoces!! Y que se conozcan Andrea y Miwako, que me hará mucha gracia verlas juntas!! xDD <333

Besos!

Kazu dijo...

Gemelitas!!! Con estilos diferentes :P xD