lunes, 29 de marzo de 2010

Andrea di Salvo



  • Molde: Leya de DoD
  • Maquillaje: Tipo Peach de DoD
  • Ojos: De cristal, no se la casa, los compré en el mercadillo de BBSDreams.
  • Peluca: M_L087 en color 12 de Leeke
  • Fecha de llegada: 4 de diciembre de 2007
  • Nombre: Andrea Di Salvo
  • Edad: 12 años
  • Fecha de nacimiento: 4 de Diciembre de 1863
  • Orientación: Heterosexual
  • Perfil y gustos: Alegre y agradable, muy inocente aunque es más madura de lo que su hermano piensa. Ella prefiere despreocuparse y que Alessandro la cuide. Le gustan mucho los pasteles, los conejitos, adora a su hermano y le gustan los dias soleados y las noches con estrellas. Le asusta la oscuridad y estar separada de Alessandro, ya que es la única familia que le queda y le aterra quedarse sola.

Leyendo la historia de Alessandro, de Andrea casi no hay que contar nada nuevo.
Como para cualquier niño que pierde a sus padres, el tiempo que siguió al accidente de los Di Salvo fue muy duro para Andrea. Por suerte Alessandro siempre estaba con ella, su compañia aliviaba el dolor y entre historias y juegos poco a poco comenzó a superarlo. A veces intentaba decirselo a su hermano, que ya estaba bien, que solo les echaba un poco de menos, que podía hacer lo que a él le gustase y no estar todo el dia con una niña. Pero Andrea comprendió de pronto que el que más necesitaba esos juegos era su hermano, que escudandose en proteger a su hermanita lo que quería era protegerse a si mismo, mantener todo tal cual había sido. Por eso decidió dejarse mimar y cuidar por él a pesar de ir haciendose mayor.
Cuando aquella noche durante la visita de su prima encontró a su hermano herido en el suelo de su habitación y éste le dijo que había sido su tio, sintió que de alguna manera no había conseguido protegerle. No comprendía porqué, si todo estaba iendo como siempre, de pronto la familia se rompía. Por eso no tuvo ningún tipo de reparo cuando su hermano dijo que se escapaban. Quería a su tia, su tio siempre le había tratado con cariño, todo el mundo en la casa se había mostrado amable siempre... ¿cómo había pasado esto?

Cuando llegaron a su nueva casa era todo un poco triste, tan sucio y oscuro... pero pronto, con lo que trajeron de casa y lo que Alessandro encontraba en la calle, le dieron un toque entre acogedor y misterioso, recordaba a las viejas buhardillas de los cuentos en las que podías encontrar cualquier cosa, perfecto para las historias de Alessandro. Con ellas pasaban la mayoría del dia, ahora eran más divertidas con el atrezzo, y ella participaba también! Pero echaba de menos salir a la calle. Alessandro no le dejaba porque su tio no tenía que encontrarles! Aún así quería salir un poco, solo una vez y al final Alessandro cedió.

El recuerdo de ese dia está muy confuso. Recuerda el sol en su cara, Alessandro cogiendo su mano, pero no mucho más. Tiene la sensación de que pasó algo malo, pero no consigue saber qué.

Desde ese dia no ha salido de la buhardilla. Su hermano se vuelve loco con solo insinuarlo. De verdad debió pasar algo muy malo aquel dia... Tan malo como para que no crezcan.
Alessandro sigue cuidandola como a una niña, pero sus historias hace tiempo que no consiguen que no piense que algo está muy mal con ellos. El tiempo pasa, todo cambian, y ellos siempre están iguales. Atrapada en un cuerpo de 12 años hay una chica más adulta de lo que su hermano jamás notará, ya se procura de no demostrarlo. De nuevo vuelve a proteger a su hermano, tan frágil, escondiendose en su antiguo yo. Por él no se va a permitir madurar, va a seguir riendo con sus juegos e historias sin fin, admirarle como el héroe que sabe que no es.
¿Pero acaso no es más fácil así, cerrando los ojos y el corazón y dejandose llevar por la voz de Alessandro?